imprimir
    enviar
    compartir
 
3
may 2016
 
 
Publicado por colegioperiodistascyl [ 335 VECES LEÍDO ]

Por la libertad de Prensa

 

El Colegio de Periodistas de Castilla y León, con motivo de la celebración del 3 de mayo, Día Internacional de la Libertad de Prensa, se une al manifiesto que ha elaborado la Federación de  Asociaciones de Periodistas de España, que se leerá públicamente en los diversos actos conmemorativos organizados por sus asociaciones federadas y vinculadas y por las organizaciones que se suman a este texto:

Habrá quienes consideren que el “Día Mundial de la Libertad de Prensa”, 3 de mayo, no es más que un tópico, una conmemoración que se limita a cumplir un trámite de carácter general con el fin de contentar a todos los profesionales del periodismo. Pero la realidad es muy otra, mucho más amplia. Naciones Unidas acordó en 1993 proclamar la jornada del 3 de mayo como la fecha en que se realzara la imprescindible necesidad de una prensa libre en todo el mundo.  No cabe reducir  este “Día”  a determinadas reivindicaciones  de quienes desarrollan las tareas informativas  porque es la sociedad entera la que está  involucrada en este ejercicio y defensa de una libertad que es garantía imprescindible de un régimen democrático. Nada mejor que medir esta libertad para saber el grado de democracia de un país.

La FAPE, nuestra Federación de Asociaciones de Periodistas de España, quiere hacer hoy una expresa llamada de atención no sólo a los periodistas sino también a las instituciones, poderes y responsables de las decisiones políticas y laborales para que defiendan en todos los casos esta libertad de prensa, sabiendo superar contratiempos personales, empresariales  o partidistas. La sociedad tiene derecho a esta libertad. Que no es un regalo que haya que agradecer a este o a aquel grupo, empresa o centro de poder, ya sea público o privado.

Mal lo está pasando la profesión periodística y no sobra recordarlo en este “Día”: contratos de trabajo humillantes, reducción brutal de plantillas, “eres” injustificados, intrusismo  creciente, pérdidas progresivas de empleos, desconcierto por la irrupción de los formatos digitales, editores que abusan,  cierre de medios… Y como símbolo de hasta dónde puede llegar la ausencia de libertad, en su punto más envilecedor, no podemos olvidar la tragedia de nuestros tres compañeros, los reporteros secuestrados en lugares de conflicto.

Motivo de optimismo es la significativa aparición de emprendedores periodistas que inician nuevos proyectos con muy escasas posibilidades económicas y que necesitarían más apoyos.

Ante semejante situación, la FAPE vuelve a hacer un llamamiento a favor de la libertad de prensa, al tiempo que reconoce y estimula el esfuerzo de tantos compañeros que no decaen  en mantenerse  firmes en su dignidad profesional aunque la incertidumbre laboral sea muy poco alentadora.  En la esperanza, siempre.

 
 
 
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.